LOS CELTAS

LOS JEFES CELTAS


Entre los antiguos galos destacaban en cada tribu los jefes, los chieftains, que tenían gran autoridad sobre los demás y estaban encargados de velar por su seguridad. A él estaba unido todo su clann (palabra gaélica que significa familia). Una de las características de los jefes era la de la responsabilidad suprema, puesto que, en caso de fallar o de ser vencido en batalla debía de pagarlo con su entrega o con su vida. Muchas veces después de la derrota, los jefes celtas admitiendo su responsabilidad se han suicidado (como la reina Boudicca) o se han entregado al vencedor (caso de Vercingetórix). Aquí abajo tenemos a Abraracurcix, el jefe de la aldea de los galos de la Armórica, donde viven Asterix y sus amigos.

Abraracurcix


La figura del rey tenía entre los celtas un sentido religioso muy fuerte. A él se debía la felicidad del pueblo y su riqueza agrícola. En ocasiones, los reyes llevaban el nombre de algún dios: Nuada Necht, Nuada Fin Fail, etc. El rey no podía ser imperfecto de cuerpo, ni tampoco de espíritu. Si era injusto, como Lugaid mac Conn, no crecían en su reino hierbas y frutos. Su vida estaba rodeada de extraños tabúes y siempre circulaban numerosas leyendas acerca de su elección. Era simbolizado por el toro, tarvos. La entronización era la banaisrigi (boda del rey); la esposa era la tierra de los antepasados.En contraste con el simpático y bonachón Abrarucurcix de los cómics, tenemos en la imagen de aquí abajo a un jefe celta de la Galia que de veras existió: Vercingetorix. Era de la nación celta de los arvernos, una de las naciones más poderosas de toda la Galia. Encabezó una astuta y tenaz rebelión y resistencia contra las tropas de Julio César. No fue el único líder que se opuso a los romanos, hubo otros como el eburón Ambiorix, el catuvelauno Casivelauno, o el trévero Indutiomaro...pero de entre todos, Vercingetórix fue el que más problemas originó a los romanos. Bajo su mando, muchas naciones celtas unidas, consiguieron múltiples victorias frente a patrullas romanas, saquearon los campos de trigo y cereales para impedir el abastecimiento a los romanos. También con Vercingetorix, se desarrollaron tres de las batallas más cruentas de toda la campaña de las Galias. La batalla de Avaricum, donde los romanos arrasaron toda la población haciendo una gran matanza que puede calificarse de genocidio, la batalla de Gergovia, donde los romanos sufrieron un descalabro importantísimo y la batalla de Alesia, donde tras un largo asedio, se entregó Vercingetórix al verse derrotado. Entregó sus armas a César y este lo envió a Roma, donde seís años después lo exhibiría ante el pueblo de Roma como su mayor botín de las Galias. Ese mismo día, César mandó estrangularlo en la carcel conocida como Tullianum

Vercingetorix


Hablando de batallas, aqui debajo podemos ver la megafoto de la escena de la rendición de Vercingetorix ante Julio César. Hemos pensado colocarla porque mas que cuadro parece una foto que se sacó en aquella época. Hay que observar la cara de asombro del celta que hay detrás de Vercingetorix y la cara de mala leche del romano de la derecha. A ver si os gusta.


Alesia

Conmemoramos a Vercingetorix y los jefes de las tribus celtas

Home Page
La Galia
Vercingetorix
Los Druidas
Dioses Celtas
Julio Cesar
Los Britanos
Simbolos
Los Bardos
Festividades celtas
La Mujer Celta
The End

SUBIR

Triskel